Skip to content
¿Quien llama?

Lada 867: qué quieren contigo

Origen de la clave lada 867

A ti, que trabajas y pretendes vivir tranquilo… a tu vecino, a tu mejor amigo, a alguien muy cercano de tu familia. A cualquiera de nosotros podría pasarle esto de recibir un llamado telefónico engañoso y caer en la trampa. Para estar prevenido, entonces, primero debes informarte bien. Por eso explicamos con todo detalle cuál es el origen de la lada 867 y qué pretenden quienes están del otro lado.

En nuestra plataforma de números telefónicos y claves lada nos dedicamos a reportar líneas molestas, desconocidas, fraudulentas, sospechosas. Queremos aportarte tranquilidad gracias a la mejor información. Conoce en todo momento quién se contacta contigo y desde dónde, para no correr ningún riesgo.

¿De dónde es la LADA 867?

La clave lada 867 es el prefijo de área utilizado en diversas localidades del estado de Tamaulipas (entre ellas, Nuevo León, Nuevo Laredo, etc.) para presionar por la entrega de dinero bajo diferentes excusas. Esto es, lisa y llanamente, una extorsión.

¿Te han contactado desde un número desconocido que inicia con la clave lada 867, como por ejemplo el 867 307 00 38? Pues bien, déjanos decirte entonces que puedes haber sido víctima de una probable extorsión. Pero mantén la calma.  Tristemente es solo un ejemplo de un fenómeno mucho más amplio, que viene dándose en las locaciones más pobladas de todo México.

En algunos casos llegan a pedir $100 mil pesos mexicanos, una cifra muy alta a la que poca gente tiene acceso de inmediato y en efectivo. ¿Qué hacer entonces?

Llamados raros con lada 867
Llamadas sospechosas de lada 867

Lada 867: precauciones a tomar

En caso de que vuelvan a contactarte desde una línea desconocida que te resulte sospechosa, trata de recordar el número (no lo borres del registro de tu teléfono) para denunciarlo ante la Policía local. Los casos de extorsión se han multiplicado en todo el país y para detener a los estafadores, es imprescindible reportarlos.

Esperamos haberte aportado un poco de tranquilidad y no olvides mantener la calma frente a estos llamados extorsivos. Lo que ellos quieren es que te pongas nervioso y obedezcas a sus exigencias. ¡No lo permitas!