Skip to content
¿Quien llama?

Quién te molesta desde la lada 668

Lada 668: el análisis

En esta web buscamos contarte todo sobre cientos y cientos de números recurrentes, molestos, sospechosos, desconocidos. Queremos que te libres de una vez por todas de esas insistentes comunicaciones y que dejen de acosarte. Pero para lograrlo, primero tienes que tener información de primera mano: y así hemos preparado este informe sobre la clave lada 668.

 

¿Quién o quiénes están del otro lado? ¿Cuáles son sus intenciones? Prepárate porque en este post resolvemos todas tus dudas. Lo único que tienes que hacer es leer hasta el final. 

¿De dónde es la LADA 668?

La LADA 668 corresponde al estado mexicano de Sinaloa, y abarca distintas ciudades como Los Mochis, Ahome y otras. Últimamente ha sido reportado como sospechoso porque con esa lada se han estado llevando a cabo intentos de extorsión.

 

El procedimiento de los delincuentes es el siguiente: llaman a una persona (generalmente, muy joven o muy anciana) y le ordenan que se dirija a X lugar y apague el teléfono. Si no lo hace, le harán daño a su familia. Una vez que la víctima ha abandonado su hogar, se contactan con un pariente y aseguran que tienen secuestrada a esa persona y piden dinero a cambio de devolverla con vida.

 

Normalmente se trata de mentiras, pero con lo que dicen y su tono de voz consiguen intimidar a las familias y sembrar pánico y desesperación. Ante estos llamados con clave lada 668, muchos optan por hacer caso omiso pero otros caen en la trampa; los extorsionadores han llegado a obtener una gran suma de dinero. En fin ¿cómo hay que actuar frente a estas situaciones?

Llamadas desconocidas con lada 668
Información sobre la lada 668

 

Recomendaciones sobre estas llamadas

 

Bajo ningún punto de vista debes ceder a los pedidos de los extorsionadores si llegan a llamarte; antes bien, acude a la Policía para dar con el paradero de tu familiar. Siempre que sea posible, debes contactarte con él para verificar que se encuentre bien y también dar aviso inmediato a las autoridades locales.

 

¡Ni se te ocurra acceder a dar dinero o dirigirte solo hacia un lugar que te indiquen! Tu seguridad y la de los tuyos están en riesgo. Finalmente, recuerda la lada 668 por si vuelven a contactarte. Ahora sabes de qué se trata.