Skip to content
¿Quien llama?

Lada 625: ¿de qué se trata?

Llamadas misteriosas con lada 625

En Quien Llama queremos traerte información de primera mano acerca de miles de números desconocidos, o al menos que te despierten sospechas porque nunca los has visto antes. En este caso hablaremos sobre la lada 625, un prefijo telefónico que a mucha gente le ha provocado la misma sensación que a ti. ¿Por qué? ¿Deberías estar tranquilo o no? Averígualo ahora.

¿De dónde es la LADA 625?

La LADA 625 se radica en el estado mexicano de Chihuahua. Comprende municipios entre los que se encuentran Campo Número Ciento Uno Viejo, Gran Morelos, Cuauhtémoc, Colonia Álvaro Obregón.

Por desgracia, los habitantes de Chihuahua se han visto acosados por centenares de llamados telefónicos criminales con la lada que mencionamos.

Uno de los números más utilizados en este sentido es el 625 124 01 48, aunque no es el único. La modalidad común suele ser la amenaza: los delincuentes llaman al azar a una casa de familia y aseguran que les harán daño si no les hacen entrega de una fuerte suma de dinero. En la mayor parte de los casos, los malvivientes se encuentran lejos pero no hay forma de saberlo, pues recurren a SIMCard con prefijos locales.

Por qué te llaman con lada 625
Llamadas misteriosas desde una clave lada 625

Esto explica por qué, aunque te llamen desde una lada 625, es probable que los criminales estén en otro estado y todo sea una gran mentira. La voz amenazante y apurada, los insultos y la mención de cárteles mexicanos suelen ser recursos con los que intimidan a los hogares de Chihuahua para que depositen una cantidad en metálico.

Qué hacer si te llaman desde la lada 625

La primera medida es no desesperarse y mantener la calma. No eres el primero al que le sucede ni serás el último, pues en todo México se vienen expandiendo estos casos cada vez más. Si te contactan desde la lada 625, intenta escuchar lo que dicen los delincuentes sin dar datos personales y luego corta la llamada.

A continuación, checa que tu familia esté bien y denuncia el número fraudulento a la Policía. Y por favor ¡no entregues datos personales a los delincuentes, por tu propia seguridad! Ya estás avisado.