Skip to content
¿Quien llama?

Lo que necesitas saber de la lada 612

La verdad sobre la lada 612

Ya viene sucediéndote desde hace un tiempo: suena tu teléfono celular o fijo con un número extraño, y has conocido tantos casos fraudulentos que no sabes cómo actuar esta vez. ¿Qué deberías hacer? ¿Cuál es la mejor manera de reaccionar? ¿Es importante descolgar el tubo o ignorar estas comunicaciones con lada 612? Podrás enterarte ahora, en nuestro post.

Hemos realizado una extensa investigación para traerte los más completos reportes sobre todo tipo de claves lada sospechosas. Aquí podrás conocer de dónde viene ese prefijo telefónico que tanto te preocupa y qué recaudos puedes tomar frente a las llamadas.

¿De dónde es la LADA 612?

La LADA 612 pertenece a La Paz, en el estado de Baja California Sur. Quienes se ocultan detrás de una línea desconocida actúan de una forma bastante suspicaz: llaman y ofrecen una promoción o beneficio, para que la persona se tiente y acuda a un sitio X (por ejemplo, un supermercado).

A continuación, una vez que la víctima llega al lugar indicado la obligan a apagar el teléfono celular y vuelven a contactarse con su familia. Aseguran que la persona está secuestrada y la incitan a pagar dinero por su liberación. Como el celular está apagado, resulta imposible saber si el pariente supuestamente en peligro se encuentra bien.

No obstante, en la mayor parte de los casos suele tratarse de un engaño y la víctima está en perfectas condiciones. La clave lada 612 y otras pertenecientes a grandes ciudades de todo México están utilizándose para secuestros virtuales, estafas, extorsiones y otros actos delictivos.

Quién me llama con lada 612
Análisis completo de la lada 612

Clave lada 612: recomendaciones

¿Quieres saber cómo actuar frente a estas llamadas? Ante todo, no desesperes. Recuerda que no estás solo. La policía mexicana está tomando cartas en el asunto para evitar que los extorsionadores continúen haciendo de las suyas. Por eso es fundamental que denuncies la línea fraudulenta con lada 612 o cualquier otra que despierte sospechas.

Procura mantener la calma y no ceder ante las exigencias de los malvivientes. Antes bien, constata que tu familia esté a salvo y luego acude a las autoridades. ¡No te dejes engañar!