Skip to content
¿Quien llama?

Por qué te llaman desde el 615885621

615885621: ¿quién es?

Si has entrado a nuestra web, es porque eres uno más de los miles de españoles que en el día de la fecha han sido víctimas de acoso telefónico. Esas llamadas constantes que no quieres escuchar sonar en tu móvil nunca más ¿qué objeto tienen? ¿Por qué te hablan tan seguido desde el 615885621? Quédate leyendo este post y entérate de lo que necesitas saber.

615885621: de qué van estas llamadas

Tal como hemos descrito en otros casos de llamadas indeseadas y frecuentes, desde el número 615885621 son muy insistentes y –lo peor de todo- maleducados. Se trata de una comunicación con fines comerciales: un operador trata de venderte dispositivos para conexión a Internet o TV por cable y si le dices que no estás interesado, corta de inmediato sin decir adiós.

Por otra parte, muchas veces cuelgan el tubo en cuanto coges la llamada, lo cual es sin dudas irritante y molesto. ¿Para qué te llaman si nadie habla del otro lado? Y por si fuera poco, si tratas de devolver una comunicación telefónica al 615885621 nadie responderá. ¿Quién es el responsable de esta situación? ¿Hay alguna empresa detrás? Averígualo a continuación.

¿Quién llama desde el 615885621?

La empresa responsable de los llamados desde el 615885621 es Orange, la conocida compañía de telecomunicaciones que ofrece servicios como televisión, Internet y telefonía.

Orange es de origen francés pero actualmente cuenta con filiales en todo el mundo; en España, una de las más conocidas es Jazztel.

615885621 Orange: acoso telefónico
615885621 Orange: publicidad molesta

Si por desgracia estás siendo blanco de frecuentes intentos de contacto para televentas por parte del 615885621 Orange, no basta con que cuelgues el tubo sin más. Evitar que te sigan llamando implica mucho más que eso: debes incluir el número en la lista de contactos bloqueados de tu teléfono de uso habitual y denunciar a Orange en una oficina de defensa al consumidor.

Por otro lado, te aconsejamos no contratar ningún producto de telecomunicaciones ni rubro alguno sin consultar previamente las condiciones por escrito o delante de una persona en una sucursal física de la entidad. El teléfono es un medio inseguro y confuso para hacer este tipo de tratos.